Alimentarse según la estación

Al cocinar, la olla a presión merece una reseña diferente. Hace tiempo se pensaba que el cocinar en este recipiente conseguía que los alimentos perdieran sabor, esto no es cierto, es un prejuicio ó leyenda urbana que se tenía en el tiempo anterior, ya que todos conocemos que cuanto más reducido es el espacio de ebullición menos se alteran las comidas y su valor nutricional y las vitaminas que albergan. Otra fábula urbana que se tenía con las ollas es que eran arriesgadas y podrían amenazar explosiones, con las consiguientes accidentes al que está cocinando , esto ha sucedido, pero puede ser por el acontecer de mal usar dicho envase abriéndolo primero de tiempo por ejemplo, lo que sí es cierto es que dicho invento ahorró horas a muchas amas de casa de aquellos años, por que reducía bastante el tiempo de cocción de los elaborados hirviendo el arroz en cinco minutos ó el pollo en 30 minutos, cuando con los añejos ollas de barro se hacían las iguales labores en mucho más minutos. La realización de el recipiente a presión era muy sencillo era elaborada por un envase y por una tapadera de aro de goma, con una manecilla para cerrarla, en forma de rosca, que aseguraba una perfecta retención del vapor que se desarrollaba en el interior de la olla, esto conseguía un incremento de la temperatura y la más veloz cocción como se ha comentado con anterioridad. Cuando la obstrucción desempeñada por el fluido alcanzaba una temperatura bastante elevada, se derivaba automáticamene, por la vía de de una válvula de seguridad y silbaba, en el momento que se presentaba este acontecimiento aminoramos el calor hasta que evacuase todo el vaho y dejaba de silbar.

Detectives privados en Madrid

Al obtener una olla en cualquier tienda ó gran almacén, nos acompaña en la caja ó envase un triptico explicativo con todas las funciones a hacer, instrucciones y precauciones a tener en cuenta, en este tema vamos a abreviar algunas de las normas generales para la explotación de este recipiente:

-No destaparemos nunca la olla salvo que poseamos la confianza de que la presión ha desaparecido.

-No saturar bastante el recipiente de productos, si no necesitamos que la válvula de seguridad se tapone.

-No coceremos los alimentos enrollados en telas ó papel ya que puede malograr la salida del vapor a través de la formulada espita de seguridad.

-Ese tiempo de ebullición se calcula desde del punto donde el recipiente alcanza el momento de máxima presión.

-Si queremos dorar los productos dejaremos el recipiente sin tapar y la abrocharemos al empezarse la ebullición.

-Anteriormente de usar la olla tenemos que observar que la espita permanece completamente limpia y no se puede obturar.

-Bajar al mínimo el calor de los fogones cuando el recipiente alcanza el punto máximo de presión.

-El recipiente ha de higienizarse con H2 O a mucha temperatura y producto de limpieza y la base ó fondo ha de frotarse con trapo suaves para no raspar.

-Si comentamos de características las ollas son de entre 4 litros y 8 litros de capacidad, hasta el cálculo de qué olla obtener tenemos que distinguir el número de comensales de la familia y si por ejemplo tenemos una unidad familiar de seis individuos usaremos una olla de siete u ocho litros, el porcentaje es de algo más de un l. por persona.

-Si la olla no la vamos a utilizar en un tiempo relativamente duradero, debemos que elaborar como con el frigorífico, dejarlo destapado para evitar los malos olores.

-Por norma general el recipiente a presión se suele utilizar con un clase de fogón ya sea vitro ó  inducción.

Detectives privados Madrid

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies