El yantar al estilo de la abuela

Al cocinar, la olla a presión merece una explicación distinto. Hace años se creía que el cocinar en este recipiente hacía que los alimentos perdieran sabor, esto no es cierto, es un prejuicio ó mito urbana que se tenía en el tiempo anterior, ya que la mayoría sabemos que cuanto más reducido es el tiempo de hervor menos se cambian los alimentos y su valor nutritivo y las vitaminas que tienen. Otra quimera urbana que había con las ollas es que eran peligrosas y podrían provocar explosiones, con las consiguientes magulladuras al que elabora la comida , esto ha sucedido, pero puede ser por el hecho de mal utilizar dicho envase abriéndolo primero de tiempo por ejemplo, lo que sí es verdad puede ser que ese invento ahorró tiempo a muchas amas de casa de la época, ya que disminuía bastante el tiempo de ebullición de los cocinados cociendo el arroz en 5 minutos ó el pavo en 30 minutos, cuando con los antiguos ollas de arcilla se conseguían las iguales labores en mucho más tiempo. La preparación de la olla a presión era muy simple estaba formada por un envase y por una tapadera de aro de goma, con una manecilla para cerrarla, en forma de rosca, que aseguraba una perfecta retención del vapor que se desarrollaba en el interior de la olla, aquello provocaba un aumento de los grados y la más veloz ebullición como se ha comentado anteriormente. Cuando la presión ejercida por el vapor conseguía una temperatura bastante elevada, se desprendía automáticamene, a través de una espita de seguridad y silbaba, cuando llegaba el momento aminoramos la temperatura para que saliese todo el fluido y paraba de pitar.

Al adquirir una olla en cualquier tienda ó gran almacén, nos acompaña en la caja ó envase un folleto ilustrativo con todas las instrucciones a elaborar, funciones y cuidados a tener en consideración, en este tema vamos a resumir casi todas de las instrucciones generales para la usabilidad de este envase:

-No destaparemos nunca la olla salvo que poseamos la seguridad de que la fuerza ha aminorado.

-No saturar demasiado la olla de comida, si no deseamos que la espita de seguridad se tapone.

-No herviremos los alimentos envueltos en tela ó papel ya que puede estropear la fuga del vaho por la vía de la mencionada válvula de seguridad.

-El tiempo de hervor se calcula a partir del punto donde el recipiente alcanza el momento de máxima fuerza.

-Si deseamos tostar los alimentos dejaremos la olla sin tapa y la sujetaremos al iniciarse la cocción.

-Anteriormente de utilizar el recipiente tenemos que ver que la válvula permanece completamente limpia y no se podría taponar.

-Bajar al mínimo la temperatura de los fogones en el momento que la olla alcanza el punto máximo de fuerza.

-La olla ha de higienizarse con agua caliente y detergente y la base ó fondo ha de frotarse con bayeta suaves para no rallar.

-Si esplicamos de especificaciones las ollas están entre 4 litros y ocho litros de tamaño, para el cálculo de qué recipiente adquirir tenemos que observar el número de miembros de la unidad familiar y si por ejemplo hayamos una unidad familiar de seis personas usaremos una olla de siete u 8 l., la proporción es de algo más de un l. por individuo.

-Si el recipiente no la vamos a utilizar en un tiempo relativamente duradero, debemos que hacer como con el frigorífico, dejarlo sin tapa para evitar los malos olores.

-Por regla general el recipiente a presión se suele utilizar con un tipo de fogón ya sea vitrocerámica ó  fuego directo.

canastillas

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies